Impuesto a la riqueza acabaría con la pobreza: Oxfam

9
Villa Navideña

Redacción

La pobreza sí puede erradicarse y no un problema con el que tengan que batallar miles de millones en el mundo, así lo indica un estudio realizado por expertos.

La organización Oxfam aseguró que si se aplicara un impuesto a la riqueza de hasta el 5% a los multimillonarios y milmillonarios, podrían recaudarse 1.7 billones de dólares anualmente, lo que permitiría que dos mil millones de personas salieran de la pobreza, difundieron medios estadounidenses.

De acuerdo con un reporte titulado “La ley del más rico”, si al hombre más rico de México, Carlos Slim, propietario de Grupo Carso, se le aplicara el impuesto, se podría recaudar cuatro mil 100 millones de dólares, cifra que bastaría para contratar a 250 mil docentes en México.

En ese sentido, señala que los impuestos a la riqueza son relevantes no solo en los países de renta alta, sino también en los de renta baja y media-baja.

De acuerdo con Oxfam, el 1% de la población más rica del mundo posee casi dos terceras partes de la riqueza generada entre diciembre de 2019 y diciembre de 2021, valorada en 42 billones de dólares.

Esta acumulación, explicó, representa casi el doble de lo que el 99% del resto de la humanidad logró generar en los últimos dos años. En otras palabras, el 1% más rico ha capturado alrededor del 50% de la nueva riqueza.

La organización señaló que el informe se publica en coincidencia con el inicio del Foro Económico de Davos, del que señaló: las “élites se reúnen en la estación de esquí suiza en un contexto en el que la riqueza y pobreza extremas en el mundo se han incrementado simultáneamente por primera vez en 25 años”.

El documento señala que la fortuna de los multimillonarios crece a un ritmo de dos mil 700 millones de dólares al día, al tiempo que al menos mil 700 millones de trabajadoras y trabajadores viven en países en los que la inflación crece por encima de los salarios.

Oxfam propuso la eliminación de “las injustas” bonificaciones, desgravaciones y deducciones fiscales que benefician a quienes se encuentran en la parte alta de la escala de ingreso.