Insiste Morena en que el IEE y Maru intentan desestabilizar al partido

25
Campaña Frío

En un comunicado conjunto, Brighite Granados y Omar Holguín indican que ambas instancias se confabularon para tratar de inestabilizar al partido, pero que la nueva dirigencia está firme y tiene el apoyo de militancia y organización a nivel nacional
Ciudad Juárez, Chihuahua (ADN / Martín Orquiz) – La presidenta del Consejo Ejecutivo Estatal (CEE) de Morena, Brigitte Granados de la Rosa y el secretario general de ese partido, Omar Holguín Franco, acusaron al Instituto Estatal Electoral (IEE) y al Gobierno del Estado de tratar de desestabilizar al partido y afirmaron que la nueva dirigencia de esa organización está firme.
A través de un comunicado, ambos funcionarios partidistas dieron a conocer que con motivo de los hechos acontecidos en las pasadas horas y protagonizados por grupos y personas que buscan la división, es una obligación de las y los militantes y simpatizantes de Morena apegar su actuar a la declaración de principios, estatutos, convocatorias y demás documentos que organiza la vida interna del partido conducen hacia la cuarta transformación.
Se refieren a las versiones periodísticas que afirman que el Instituto Nacional Electoral (INE) había ordenado al IEE que regresara la presidencia del partido al anterior dirigente, Martín Chaparro Payán, tomando como base la respuesta a una solicitud de información acerca de quién ocupaba ese cargo.
Debido a que en los registros del INE todavía aparece Chaparro Payán como el líder estatal, eso le fue informado al ciudadano, información que fue utilizada para tergiversar los hechos.
Ante la situación, Granados de la Rosa y Holguín Franco expusieron que el pasado proceso interno de renovación de los órganos directivos de Morena fue apegado a los principios del partido; así, la militancia, las y los consejeros, la presidencia y la secretaría general, calificaron como reprobables los actos que intentan manchar sus procesos electivos y resultados.
Los ataques, afirman, no son organizados por un solo individuo, sino por intereses contrarios a nuestro movimiento.
Agregan que un grupo de personas vinculadas al IEE y al Gobierno del Estado de Chihuahua, que dirige María Eugenia Campos Galván, actuaron de una manera sincronizada con el único propósito de desvirtuar la imagen de Morena.
“Al parecer, a la gobernadora no le ha gustado los legítimos señalamientos que el partido y la fracción parlamentaria de Morena, en conjunto con la militancia y muchos ciudadanos más, hemos realizado sobre su proyecto de seguridad, protagonizada por la faraónica Torre Centinela, además de que su mente ya está en el 2024 en lugar de resolver los grandes problemas que tiene nuestro querido estado”, indican.
El movimiento de Morena, añaden, cuenta con una fortaleza que radica no sólo en la militancia, sino en un pueblo entero que sabe que es el camino y que su prioridad seguirá siendo la unidad, anteponiendo siempre los intereses del partido y del proyecto de nación que encabeza, Andrés Manuel López Obrador.
“Ante el intento de desestabilización del partido, orquestado desde el poder, manifestamos que la nueva dirigencia se encuentra sólida, y respaldada por la dirección nacional.